“Me han decapitado la infancia. Una bruja aplastaba mi busto a los trece años. Fajada para entronar la inocencia, callé delante del arco iris. Debí ser yo, y no Judy quién se quedara con el papel. Hollywood siempre tuvo debilidad por los alaridos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s