“Los viejos dioses eran invisibles. El hombre los invocaba o los escuchaba, pero raramente pretendía haberlos observado. Los nuevos dioses sólo viven en la medida en que pueden ser vistos. Poco importa su febril metamorfosis. Lo que importa es que invadan los ojos con su imagen y susciten obediencia” RAFAEL ARGULLOL

395597_493322270722762_1694066062_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s